Está dirigido especialmente a empresas que:

  • pertenecen al sector privado que cobran mediante cheques y transferencias

  • tienen un número limitado de clientes que representen una parte importante de sus ventas, lo que supone una concentración de riesgo importante

  • desean mejorar los ratios de su balance (liquidez, solvencia y tesorería)

VENTAJAS

  • Disminuye la carga administrativa.

  • Reduce la gestión por impagos.

  • Proporciona información periódica de los deudores.

  • Permite ampliar la cartera de clientes y reducir los gastos de estudio.

  • Mejora los ratios de endeudamiento.

  • Mayor solidez en los cobros

MODALIDADES DE FACTORING

  • FACTORING SIN RECURSO: Cubre todas las prestaciones del servicio, la financiación de tus ventas y la cobertura de insolvencia. Permite mejorar los ratios del balance, transformando las deudas en tesorería.

  • FACTORING CON RECURSO: Cubre todas las prestaciones del servicio y la financiación de tus ventas, exceptuando la cobertura de insolvencia.

FINANCIACIÓN

  • Liquidación factura a factura (al tirón): en el momento de la recepción de la remesa, se abona el nominal de las facturas deduciendo los intereses y comisiones correspondientes.

  • Liquidación por cuenta financiera: según las necesidades financieras de la empresa ésta decide qué importe desea anticipar respecto a las facturas cedidas.